Pulir los Faros

Cómo y cuándo pulir los faros del coche.

Viajar de noche es algo realmente placentero y para muchos una obligación, por lo tanto, pulir los faros del coche es algo imperativo, pero ¿cómo y cuándo pulir los faros del coche? Esta es una pregunta bastante frecuente, ya que mucha pulitura puede debilitar el faro.

Hoy estaremos dándote unos consejos de como pulir tu faro y por supuesto cuando y es hora de hacerlo, así que quédate con nosotros.

¿Cuándo pulir los faros del coche?

Comencemos por saber cuándo debemos hacerlo, esta es una pregunta bastante sencilla, por la exposición al sol, solemos ver que nuestros faros se tornan un poco amarillentos. Esto depende de diferentes factores, por ejemplo, donde guardes tu coche o simplemente la exposición diaria que este tenga al sol.

¿Sabes de donde viene el amarillento de los faros? Esto se da por el material en el que son elaborados, el policarbonato, es realmente resistente y transparente para el faro, sin embargo, el mismo no cuenta con la fortaleza necesaria para resistir la quemadura del sol, haciendo que se torne amarillento.

Básicamente existen 2 situaciones en la que es necesario pulir los faros, la primera es la pérdida de iluminación, la cual es totalmente peligroso para viajar o simplemente salir de noche.

El segundo motivo es algo más estético, puesto que antes de perder la iluminación, el faro puede dejar de ser tan transparente como al principio, algo que puede ser poco estético.

¿Cómo pulir los faros del coche?

Pulir un faro no está complicado, aquí te dejamos un tutorial sencillo de cómo hacerlo:

  1. Limpia el faro completamente, que no quede residuo alguno
  2. Pulir el faro con lija, la cual debe ser de 1000 o 2000 dependiendo del daño que tenga
  3. Con una taladradora de disco, vas a pasarla por todo el faro, es importante eliminar cualquier gota de agua.
  4. Límpielo con un trapo con agua y jabón.
  5. Con un barniz especial para faros, el cual puedes adquirir en cualquier lugar, termina de sellar el trabajo.